Coprofagia Canina

perros-cropoLa coprofagia canina es el consumo de heces por parte del perro. Es natural en hembras lactantes que ingieren las deposiciones de los cachorros para mantener limpio el cubil y estimular su reflejo excreto en las crías. Fuera de esa circunstancia es un síntoma de problemas fisiológicos o de conducta.

La coprofagia, puede ser de tres tipos:

  • Autocoprofagia: el perro come sus propias heces.
  • Intraespecífica: el perro come heces de otros perros.
  • interespecífica: el perro come heces de otras especies.

Este comportamiento se engloba dentro de los llamados de pica o alitrofagia, es decir, ingerir materias que no forman parte de la dieta normal del perro. La coprofagia, a parte del rechazo estético, representa un riesgo tanto para el perro como para el dueño, ya que puede ser una vía de entrada para parásitos y otras enfermedades. Es un motivo bastante común de consulta tanto a veterinarios, como a educadores caninos.

Causas de la Coprofagia Canina:

Si bien muchos autores sostienen que este comportamiento no está suficientemente investigado y hay casos en los que es muy difícil encontrar la fuente del problema, parece que existen causas comprobadas que pueden provocarlo o potenciarlo. Las dividimos en dos bloques:

  • Causas Fisiológicas:
    • Insuficiencia pancreática.
    • Pancrealitis.
    • Síndrome de mala absorción.
    • Alimentos demasiados grasos.
    • Alimentos pobres en fibras u otros nutrientes.
    • Alimentación insuficiente.
    • Parásitos en el sistema digestivo.
    • Otros problemas digestivos.
  • Causas Conductuales:
    • Búsqueda de atención.
    • Ansiedad por separación u otros síntomas de estrés.
    • Conducta alelomimética (imitación del dueño que recoge las heces).
    • Imitación de otros perros.
    • Dominación/sumisión.
    • Refuerzo (positivo o negativo: sabor, mala corrección por el dueño, etc.)
    • Costumbre, desde la impronta o desde un problema fisiológico anterior.

Parece ser también que muchos cachorros presentan este comportamiento durante una etapa temprana y que luego remite por si solo, pudiendo estar la causa en la impronta o en la curiosidad (exploración bucal).

Tratamientos para la Coprofagia Canina:

Los diferentes estudios proponen varias soluciones, aunque en este punto es importante señalar que la coprofagia es un síntoma, por lo que antes de tomar medidas, es importantes conocer qué lo provoca para poder erradicar el problema de base y con ello, conseguir una solución definitiva.

Algunos de los remedios propuestos y que parecen ser eficaces son:

  • Aversión gustativa: añadiendo especias picantes o algunos preparados picantes que puedan crear una sensación de desagrado frente a las heces.
  • Encimas digestivas: sobretodo cuando se sospecha un problema pancreático.
  • Refuerzo positivo dando al perro una orden que impida la ingesta del excremento y premiando la obediencia, sobre todo cuando la causa es conductual.
  • Ignorando la conducta: cuando el problema es una demanda de atención.
  • Impedir el acceso a las heces: el bozal, recoger los excrementos o impedir físicamente el acceso del perro a los mismos, pueden romper el hábito de ingerirlos o por lo menos minimizar el número de ingestas.
Anuncios

Acerca de aoterod

Soy de Valladolid, tengo 26 años y soy Graduado en ADE por la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid

Publicado el 15/04/2014 en Salud Canina y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: