La Procesionaria del Pino

La procesionaria del pino (Thametopoea Pityocampa) es la oruga de una polilla que habita en los bosques de pinos, aunque también se puede encontrar en cedros o abetos. Dicha oruga, posee unos pelos urticantes que pueden provocar en los humanos desde una intensa irritación, hasta fuertes reacciones alérgicas. Mucho peor es el caso de los perros, a los que puede llegar a matar si la inflamación llega a afectar a las vías respiratorias.

Se puede detectar las zonas en las que hay procesionaria por sus características bolsas y por las hileras de orugas con su peculiar forma de desplazarse que da nombre a esta especie.

En los paseos con nuestros perros, sobretodo los cachorros que son muy curiosos, es aconsejable evitar en lo posible las zonas de pinares en la época del año que la temperatura supere los 15ºC, ya que las orugas se activan y descienden de los árboles con el fin de enterrarse en el suelo y pasar al estado de crisálida o pupa. En el caso de que no podamos evitar la cercanía a las zonas infestas por procesionaria es más aconsejable tener disponible un potente antihistamínico inyectable, por ejemplo Urbasón, ya que los perros son curiosos por naturaleza e intentarán averiguar de que se trata esa “cuerda peluda que se mueve sola” y lo más probable es que se acerquen a olfatearla o lamerla con el consiguiente riesgo de picadura.

Síntomas

Los síntomas de la picadura son:

  • Hipersalivación (babeo intenso).
  • Excitación.
  • Prurito facial (intentan rascarse la cara).
  • Inflamación edematosa de la zona afectada.
  • Inflamación de la cabeza.
  • Ocasionalmente vómitos.

En caso de Picadura

Si detectas que tu perro ha sufrido la picadura de la procesionaria del pino, lávale la zona afectada con agua templada con vinagre o limón, y acude inmediatamente al veterinario. Los tratamientos más comunes son corticoides, antihistamínicos y analgesia, aunque en algunos casos hay que extirpar la zona afectada ya que suele necrosar (el tejido se muere).

Consejos

Si vives en las cercanías de zonas de pinar o zonas en las que sabes que hay procesionarias, puedes evitar en gran medida los riesgos siguiendo algunos consejos:

  • Vigila de cerca a tu perro durante los paseos.
  • Evita las zonas en las que hayas visto procesionarias.
  • Consulta a tu veterinario sobre algún antihistamínico efectivo y la forma de administrarlo.
  • Comunica a la gente que tenga perro de la presencia de las orugas.
  • Revisa al perro al llegar a casa, a veces los pelos urticantes viajan por el aire.
  • Avisa a las autoridades locales para que tomen medidas.
  • Elimina los nidos que localizes. Se corta la rama y posteriormente se quema, ojo no vayas a provocar un incendio.

CUIDADO: las mudas de estas orugas y los nidos también son urticantes; nunca los toques ni dejes que el perro se acerque.

Anuncios

Acerca de aoterod

Soy de Valladolid, tengo 26 años y soy Graduado en ADE por la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid

Publicado el 10/02/2014 en Salud Canina y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: