Conociendo a los Perros

En varias ocasiones hemos tenido la oportunidad de compartir las ferias con nuestros perros, al igual que cualquier otra actividad hecha con respeto y cerebro, es muy gratificante el poder salir por todas partes acompañado por un amigo fiel y cariñoso. Me llena de orgullo y alegría cuando la gente, sobre todo los niños, se acercan a mi perro y lo acarician  o tiene alguna palabra amable para él.

El contrapunto lo ponen las personas que se asustan o expresan su desagrado por la presencia de los perros aunque los animales no interactuen con ellos para nada, es muy difícil cambiar la opinión de las personas que han sido intoxicadas por la mala prensa que tienen los perros, que en manos de gente carente de educación o de escrúpulos, han fomentado caracteristicas violentas en los animales pero creo que es tarea de los dueños tratar de invertir o por lo menos paliar esta situación. En muchas ocasiones he aprovechado la oportunidad de explicar a los niños como deben acercarse a un perro y que deben hacer si el perro reacciona de una u otra manera.

Me gustaría desde estas lineas explicar que la gran mayoria de ataques y mordeduras de perros se deben a nuestros propios errores, por ejemplo: la mayoría de personas acaricia a perros desconocidos acercandose de frente y pasando la mano por delante y encima de la cabeza del perro sin dejar que el perro les huela, esto en el mundo de los perros es una “falta de educación”, lo normal es que no pase nada, pero en el caso de perros muy dominantes o perros miedosos puede acabar mal.

Es interesante destacar que los casos de ataques de perro hacia personas son muy raros porcentualmente, la inmensa mayoría de los perros no muerden a nadie durante toda su vida, lógicamente cuando esto sucede tiene una repercusión mediática que hace que se incremente la alarma social, cuando se estrella un avión es notícia, sin embargo que aterricen miles de aviones sin problema no sorprende a nadie; intentemos TODOS (dueños, simpatizantes y detractores) que la convivencia sea lo mejor posible desde la base del respeto y la información.

¿Cómo Evitar el Ataque de un Perro?

Ante todo tranquilidad:

 La frase “los perros huelen el miedo” es totalmente cierta, no solo huelen, los perros son capaces de leer nuestro lenguaje corporal a la perfección, por tanto si te dá miedo un perro es mejor que no lo acaricies, el no se va a sentir ofendido si muestras indiferencia.

“Lee” las señales que te envía el perro:

Los perros nunca atacan “por que sí”, detrás del ataque de un perro siempre hay una razón: miedo, protección del amo, estatus…, no hace falta ser experto para saber que un perro que enseña los dientes y gruñe es un perro que amenaza, pero hay señales previas a este punto que nos pueden servir de guía:

  1. La postura, un perro de pié con el pecho echado hacia delante, que parece esperar a que le den la señal de salida en una carrera no está relajado; un perro sentado, tumbado o simplemente de pie pero sin tensión muscular está tranquilo.
  2. Las orejas, cuando están enfocadas hacia delante el perro está alerta; cuando están hacia atrás o formando un plano horizontal el perro está tranquilo y sumiso. OJO, si las orejas están pegadas del todo al cráneo hacia atrás el perro tiene miedo.
  3. Los ojos, si el perro te mira fijamente sin desviar la vista no es buena señal, si quieres seguir acercándote es mejor que emplees alguna/s de las señales de calma que se detallan más abajo, por el contrario si el perro desvía ostensiblemente la mirada de ti puede que te estés acercando de manera demasiado brusca y el intente decirte “tranquilo, vas muy deprisa”.
  4. La boca, un perro con la boca entreabierta está tranquilo, a veces parece incluso una sonrisa, por contra un perro que cierra la boca con las mandíbulas apretadas está tenso, es obvio decir que un perro que te enseña los dientes te está avisando de que no eres de su agrado, en este punto sería aconsejable usar alguna de las señales de calma antes de retirarnos.
  5. La cola, los perros utilizan la cola para comunicar su estado de ánimo, pero a veces los humanos no sabemos interpretar bien que mensaje nos están enviando, un perro que mantiene la cola en alto está alerta y marcando dominio, aunque la mueva suavemente puede estar diciéndonos “no tengo miedo de atacarte”. Si la cola está en una posición media refleja un estado más tranquilo, si la cola se mueve expresa alegría y dependiendo de la velocidad a la que se mueva transmite el grado de excitación, una cola baja y quieta expresa tranquilidad y si la cola está metida entre las patas refleja miedo o inseguridad.
  6. El Lomo, si el perro se encrespa, esto es, si eriza los pelos del lomo desde el cuello hacia la cola, está en un estado de gran excitabilidad, es mejor dejar al perro mostrando alguna de las señales de calma.

Señales de calma:

Hay una serie de señales que los perros usan entre ellos para evitar confrontaciones, son comunes a todos los perros y funcionan. Lo mejor es que los humanos las podemos usar y evitar muchas situaciones tensas y desagradables, tanto para el perro como para nosotros, si estás en una situación de peligro frente a un perro o no estás muy seguro de la situación sigue las siguientes pautas:

  1. No mires al perro directamente a los ojos:  para ellos supone un desafío, mejor mirale entre los hombros o a las patas. Es mejor que desvíes la cabeza y la postura del cuerpo hacia una posición no frontal.
  2. Muévete despacio y sin tensión: si haces movimientos bruscos o el perro te nota agarrotado puedes desencadenar un ataque, cambia tu atención a otra cosa, no te centres en el perro y eso te permitirá reaccionar de manera tranquila.

  3. Bosteza y lámete los labios sin enseñar los dientes: sé que puede parecer una tontería, pero ellos lo hacen y sobre todo lo entienden, forma parte de sus rituales de apaciguamiento.

  4. Muévete de manera indirecta: si tienes que alejarte del perro no lo hagas en línea recta, hazlo dando un rodeo, evitarás activar su instinto de caza. Presenta siempre un lateral al perro, te permite tenerlo a la vista y no les provoca ni asusta. Esto mismo valdría para acercarte a un perro desconocido, conserva la calma y muévete todo lo despacio que puedas, piensa que ellos corren más que nosotros, así que, salvo que sea la única salida nunca corras.

  5. Ignora al perro: tal vez te parezca difícil o imposible (sobre todo si te dan miedo los perros), pero es efectivo; cuando un perro está en un estado de agresividad espera dos reacciones para atacar: huida o enfrentamiento, si tu no le ofreces una excusa el perro poco a poco irá cambiando de estado y calmándose hasta que llegue a un estado más relajado.

Espero que estas líneas sirvan para que nos demos cuenta de que como seres humanos tenemos que intentar entender mejor a los perros y ser capaces de interpretar mejor la manera en la que los perros nos “hablan”, me gustaría que se difundiera esta información  sobre todo entre aquellas personas que por falta de datos o por miedo reaccionan de manera negativa ante un perro y poder evitar situaciones desagradables.

Anuncios

Acerca de aoterod

Soy de Valladolid, tengo 26 años y soy Graduado en ADE por la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid

Publicado el 21/12/2013 en Educación Canina y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: